El aislamiento es la principal medida de control de la transmisión. Los casos sospechosos, probables y confirmados de COVID-19 deben aislarse.

Caso confirmado, sospechoso o probable:
Los casos confirmados y probables deben aislarse por 18 días a partir del inicio de los síntomas. Si dentro de un núcleo familiar existen casos positivos por COVID-19 todos los miembros de esa familia deben aislarse.
Los casos sospechosos deben aislarse por 14 días.

Contacto cercano con caso confirmado:
La persona debe aislarse en el domicilio actual por 14 días aunque no presente síntomas, (a partir de que se dio el último contacto con el caso confirmado).
Si desarrolla síntomas respiratorios debe acudir al centro de salud al que está adscrito/a para ser valorado/a.

Contacto de casos sospechosos:
Si es contacto de un caso sospechoso asintomático no deberá aislarse.
Si llega a desarrollar síntomas se considerará caso sospechoso y deberá acudir al centro de salud al que está adscrito/a para ser valorado/a.

Leer Más

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud se define como «el estado de completo bienestar físico, psíquico y social y no meramente la ausencia de enfermedad» (OMS, 1948) lo cual convierte a la salud en un proceso influenciado por múltiples aspectos en la vida de una persona. Es por esto que cualquier factor que altere el perfecto bienestar físico, mental o social de una persona va a requerir la vigilancia de ese proceso salud-enfermedad.
De igual manera al estar vinculado el control de la salud del trabajador al derecho fundamental que tiene como persona, a su integridad física y a su salud, resulta esencial conocer más ampliamente la relación de este concepto respecto a su influencia en el entorno laboral del trabajador.

Leer Más

Este Modelo tiene como fundamento normativo las Políticas Institucionales 2016-2020, apartado 6.6.

Las cuales buscan garantizar la igualdad de oportunidades a las personas con discapacidad en  los procesos de selección, contratación y promoción profesional, en las nuevas plazas administrativas y docentes, al tiempo que se brindan las condiciones de accesibilidad para el desarrollo del trabajo. Asimismo da respuesta al mandato de la Ley N 8862 ( Inclusión y Protección Laboral de las Personas con Discapacidad en el Sector Público).

Leer Más

De acuerdo con la experiencia de evaluación realizada en 2019, las personas trabajadoras y sus jefaturas en la Universidad de Costa Rica, perciben múltiples beneficios en lo que respecta a autonomía para la gestión de sus labores, mayor concentración y efectividad, mayor productividad, así como una marcada sensación de bienestar psicológico al disminuir los traslados al lugar de trabajo y obtener una mejor organización trabajo familia.

Leer Más

El Programa de Teletrabajo se encuentra adscrito al Área de Desarrollo Humano de la Oficina de Recursos Humanos.

La Coordinación de Teletrabajo (CT), se refiere a la persona responsable de administrar, dirigir, coordinar y evaluar el Programa de Teletrabajo, coordinar los procesos transversales que se requieran para la ejecución del Programa, así como al grupo de trabajo designado como Enlaces.

Leer Más

{Play}Un poco de historia sobre el Teletrabajo

Esta modalidad laboral surge en Estados Unidos en 1973, cuando por motivo de la crisis petrolera, los costos de traslado de las personas trabajadoras a los centros de trabajo se incrementaron, así como los costos asociados a la operación de las empresas. En este contexto el físico Jack Nilles, propone el teletrabajo como estrategia para atender la situación.

Leer Más